sábado, 28 de septiembre de 2013

LOS VERSOS DE REMEDIOS ÁLVAREZ EN LA NOCHE EN BLANCO DE GRANADA


Traemos para el blog de La noche en blanco de Granada, los versos de la poeta Remedios Álvarez, que se incluyen en la sección de Poesía para la noche en blanco de Granada.








LOS VERSOS DE REMEDIOS ÁLVAREZ 
EN LA NOCHE EN BLANCO DE GRANADA





Aunque Remedios Álvarez Díaz, nacida en 1959, tienen un currículo medianamente extenso con respecto a su labor literaria; aunque pertenece al grupo “Poética en Gredos”, ha recitado en multitud de eventos poéticos nacionales y en festivales internacionales, muchos de sus poemas están publicados en diversas antologías como “Versos de Seda-Flor de almendro”, publicada por la Diputación de Granada; I y II Antología de “Poetas Andaluces de Ahora”, Antología 100 poetas Internacionales  publicada por “aBrace/Letras”(Uruguay), Antología  Internacional “Poesía, Cuentos y Vos 2013” en Buenos Aires... y ha publicado un poemario “si no fuera por la necesidad de ...” (ediciones Celya) ella prefiere apuntarnos otros aspectos:

 Del tiempo de su pasar, de los acontecimientos… me voy revelando sabiéndome definir.
Por nacimiento: malagueña y mi edad la sabré cuando muera, porque, como nos dice Jorge Bucay en “El Buscador”,    “... y sumar el tiempo de lo disfrutado para escribirlo sobre su tumba. Porque ese es para nosotros el único y verdadero tiempo vivido”;
por mi condición en las listas:“el cuarenta y uno” de los cuarenta principales;
por mi aparición en las clases: “la profe”;
por estatus social: proletaria;
por mi trato con los bancos: hipotecada;
por mi existencia entre poetas: de arte menor con rima asonante;
por mis publicaciones: antologada y a partir de ahora “librada”;
y con respecto a los de mi especie: en peligro de extinción.





CORYPHANTHA (flor blanca del desierto)



         I


La arena atrae
la notas
no te deja dormir
araña
envuelve
se incrusta,
no es tuya pero la llevas.

¿por qué me haces soñar con dunas?
¿No ves que soy ceniza y ascuas
que me embriaga moldear la tierra cuando se despide el sol
y sentir el fresco de las constelaciones?

La arena seduce
acaricia
se amolda a tu cuerpo
dibuja  huellas
te adormece
pero...
calcina o hiela.

Si los espejismos vuelven
y me llevan por senderos inciertos
no moriré de sed, como crees,
crecerán espinas de cada grano
de esa arena que no es mía
pero que se niega a dejarme.


                 II


El agua no deshace la arena
la deja en el lugar de donde vino.
Quién responderá a mis súplicas
cuando el aire seque mi cuerpo;
allá quedarán los despojos
y el silencio se hará dueño de las quejas.

Será el grano intacto, tras el cristal fundido,
el que indique la hora del crepúsculo.
No habrá mano que voltee al tiempo.
Sólo convertida en polvo
comprenderé el secreto de las dunas.




                III

Cómo quema el desierto
todos los seres que la aman
envenenan o espinan;
la metamorfosis está cerca,
no hay corazón que aguante
el amor-odio de los contrarios.
No moriré de sed,
crecerán espinas de cada grano.
Ya no sabré de miedos.
Serán otros los que callen
tan sólo sospechar mi presencia.


                  IV

Aún así, no me dejes dormir
tatúa mi cuerpo
hazte notar, sedúceme
y seré tuya, aunque me pierda.
Serás presente eterno
cuando el último grano selle
los labios del tiempo.




                    V


Cuando la lluvia empape mi cuerpo
agradeceré a los dioses la ventura con una flor blanca.
Acaso quedó una gota de sangre amable;
mas, quién  destruya la pureza
no dejará de buscar la arena.



Remedios Álvarez

                  

                                                                                              






2 comentarios:

  1. Los mil rostros de la noche. Ella, como la piel, guarda memoria.

    ResponderEliminar
  2. Bonito comentario. Gracias, Juan Antonio.

    ResponderEliminar